Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

miércoles, 13 de enero de 2010

Terremoto en Haití: ya son 100 mil los muertos, entre ellos un argentino

De: La Razón

CONSECUENCIA DEL SISMO MAS GRAVE EN 150 AÑOS
El primero ministro Jean-Max Bellerive afirmó que ese sería el número de fallecidos a raíz del terremoto de 7 grados en la escala Ritcher. Además, un tercio de la población del país fue afectada. la víctima argentina es el cabo primero Gustavo Gómez, de 33 años, que se encontraba cumpliendo funciones en la Misión de Paz de las Naciones Unidas.

El primero ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, afirmó hoy que el numero de muertos a raíz del fuerte terremoto que estremeció ayer a ese país podría ser superior a 100 mil. En declaraciones a la cadena estadounidense CNN, precisó que "es difícil hacer una evaluación correcta del número de víctimas" y de "cuántas construcciones, cuántos edificios se derrumbaron", pero que teniendo en cuenta a quienes se encontraban en el interior de las viviendas, "estamos bastante por encima de los 100.000".

En tanto, hoy se confirmó que un militar argentino que trabajaba como casco azul en Haití murió a causa del sismo, de más de 7 grados en la escala de Ritcher. Según informó esta mañana Gendarmería Nacional, la víctima argentina es el cabo primero Gustavo Gómez, de 33 años, que se encontraba cumpliendo funciones en la Misión de Paz de las Naciones Unidas.

El militar, que estaba casado y tenía dos hijos de 3 y 4 años, estaba en Haití desde el 29 de abril del 2009. Gendarmería informó además que "todavía no ha podido establecerse contacto con otro integrante del contingente que se encontraban en ciudades ubicadas a 35 kilómetros de Puerto Príncipe".
En tanto, el portavoz del Estado Mayor Conjunto, César Grando, contó que nueve soldados argentinos tuvieron que "saltar por los balcones" del edificio de la ONU, que estaba "en pleno funcionamiento" cuando se inició el sismo. Cuatro de ellos sufrieron "algunos golpes" aunque están fuera de peligro.
La sede de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (MINUSTAH), situada en el hotel Christopher, se vino abajo con 100 personas en su interior. Al menos cinco miembros perdieron la vida, pero el número de víctimas fatales podría ser mucho mayor. Uno de los desaparecidos es el jefe de la delegación, el tunecino Hédi Annabi, y su adjunto, el brasileño Luiz Carlos da Costa, quienes aparentemente se encontraban dentro del edificio.

Brasil confirmó el fallecimiento de al menos 11 de sus militares.

El presidente Rene Préval salió a hablar. En una entrevista con el diario "The Miami Herald" de hoy explicó:

"El Parlamento ha colapsado. La oficina tributaria ha colapsado. Las
escuelas han colapsado. Los hospitales han colapsado. Hay muchas escuelas con cantidad de gente muerta dentro". Podría llevar días medir la dimensión completa de la tragedia, incluidos daños y víctimas.

A las 16:53 de ayer, el sismo más grave en 150 años devastó Puerto Príncipe, la capital del empobrecido país caribeño. Luego una nube de polvo cubrió la ciudad debido al derribo de las edificaciones.

La telefonía quedó prácticamente fuera de servicio, varias estaciones de radio salieron del aire y la única forma de comunicación ha sido Internet.

Cubiertas de sangre y de polvo, las personas corrían por las calles en pánico.La tierra se movía cada vez con mayor fuerza.

Los edificios de varios pisos se vinieron abajo, sepultando a sus habitantes. Los autos quedaron aplastados, las calles se abrieron en profundas grietas, los postes de luz y teléfono se derrumbaron. Las personas cavaban desesperadas con las manos entre los escombros para liberar a sus seres queridos atrapados.

Cuando pocas horas después del sismo se hizo de noche en Haití, la gente se quedó en las calles. Se registraron más de 20 réplicas fuertes. Miles de personas durmieron en las calles por haber perdido sus viviendas o por temor a otro terremoto. Los cuerpos sin vida de las víctimas se podían ver esta mañana aún en las calles, cerca de los escombros de edificios destruidos.

Mientras las tropas de Naciones Unidas y los organismos de socorro reanudaron las labores de rescate en algunas de las edificaciones derrumbadas, miles de personas deambulaban en busca de sus familiares desaparecidos.Según la Cruz Roja, hay tres millones de personas afectadas por el terremoto, es decir, alrededor de un tercio de la población total de Haití. Una testigo extranjera dijo que se derrumbaron o están dañados "un 40 por ciento de las casas y edificios de Puerto Príncipe".

Agregó que las calles están llenas de gente, sentada o esperando. "Muchos están agresivos. Hay muchos muertos. Los pocos hospitales se han quedado sin medicinas".Numerosos países e instituciones, entre ellos Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Francia, Reino Unido y varios otros latinoamericanos, como Brasil, Chile, Perú y Venezuela comprometieron ayudas.

Las primeras contribuciones deberían llegar hoy mismo.El aeropuerto de Puerto Príncipe estuvo cerrado durante la noche. Hoy se analizo el daño sufrido por las pistas de despegue y aterrizaje. El último avión en abandonar el país ayer fue uno de American Airlines, poco antes del sismo. Los rostros de los pasajeros no denotaban alegría por haberse salvado del caos cuando bajaron del avión. La mayoría de ellos había dejado atrás a familiares y amigos y temían lo peor.

Pie de Foto: Imagen publicada en Twitter tomada en Puerto Príncipe tras el terremoto.
Publicar un comentario

Compartenos en: