Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

lunes, 11 de octubre de 2010

Lunes de luto y dolor: Trágico y triste inicio de la semana

Sepultan los dos jóvenes muertos en accidentes
Por / Cesarin Leonardo Febles
Santa Cruz de El Seibo.- Con una gran muestra de pesar, tristeza y dolor fueron sepultados en la mañana de hoy los cuerpos sin vida de los jóvenes Rafael Alberto Jiménez y Jochy Ramírez.

Aunque lo acompaño en su recorrido por las calles de El Seibo, la trompeta de Rafael Alberto Jiménez no sonó, esta vez no fue posible escuchar ninguna nota que de su metal saliera, más bien, acompaño inmóvil en la parte delantera del carro en que era trasladado su por mucho tiempo dueño.

Es que a pesar de ser diestro y hábil trompetista, el jóven miembro de la legendaría y benemérita banda de música municipal, "Jomar" como era conocido mayormente este peculiar seibano, yacía sin vida en un ataud ante los llantos insaciables y los clamores desesperados de sus familiares y conocidos/as.

Al otro lado del cortejo fúnebre de Jomar, en igual condición, inerte, inmóvil, descansando en su gris ataud, el amante de la música ranchera, de los corridos y más que eso, el alegre y singular enfermo de los caballos, Pochy Rámirez, a quién la vida nunca le advirtió que sería la última vez que junto a él sus amigos/as escucharían la música del país que canta sus penas y llora sus alegrías.

El recorrido y las exequias fúnebre iniciaron en el barrio José Francisco Peña Gómez desde donde se trasladaron a La Manicera, y juntos ya, los dos mortuorios repletos de familiares, amigos/as y conocidos/as llegaron a iglesia Santa Cruz donde Franchie Lluvéres realizó la misa de cuerpos presente.

Despúes de esperar pasaran varias patanas, se recorrió la avenida Manuela Diez Jiménez hasta el indeseable trasncurrir por la calle Libertad hasta el final de la Hermanos Mercedes, y ya en el cementerio municipal los sepelios se dividieron, así como los asistentes que escuchaban una grabación que relataba la vida de Jomar, además de taratear la canción "Yo te extrañaré", en su acompañar hasta su ultima morada terrenal a los dos jóvenes fallecidos.

Desgaradoras escenas de dolor, sufrimiento y pesar se vivieron mientras algunos/as trataban de consolar y apasiguar el llanto de quienes conocieron y compartieron en vida con Jomar y Pochy.

Paz a sus restos y consolación a sus familiares y conocidos/as.

Publicar un comentario

Compartenos en: