Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

lunes, 1 de noviembre de 2010

Un caso más de tantos de injusticia en nuestro país

Trabajador que impuso demanda al ayuntamiento porque fue cancelado en licencia médica, es ahora el sereno del cementerio

Por / Cesarin Leonardo Febles
Santa Cruz de El Seibo.- Aunque parezca casualidad, la avenida principal de El Seibo tiene tres nombres, Manuela Diéz Jiménez (seibana madre de Juan Pablo Duarte), calle Duarte (el más destacado de los patricios) y calle La Cruz ( en honor a las sántisimas Cruz patrona del municipio).

Quizas lo anterior le parezca extraño y sin coherencia con el titular de este articulo.

Esta es la historia de Duarte De La Cruz, que aunque le apodan Niño no es el que su madre no se llama Manuela, y ningunas de sus cuatros hijas se llame así, nació en la misma ciudad que la madre del insigne padre de la patria Dominicana.

Niño como también es llamado este hombre de 62 años de edad, que desde el 1994 brinda servicios al municipio de El Seibo, y que fue cancelado por la gestión de Reinaldo Valera Castillo en plena licencia médica, nos cuenta su historia y que aunque parezca interminable, les ruego la terminen de leer.

Según nos relata Duarte ( que nombre ese eh? ), fue infectado con lectospira, la bacteria que produce la mortal enfermedad de la lectospirosis, mientras laboraba como recogedor de basuras del "honorable" ayuntamiento de El Seibo, y luego de permancer por más de dos (2) dias interno en la clínica donde reciben servicios los asegurados del cabildo, debió ser trasladado hacia la Plaza de la Salud donde permaneció por más de 15 dias, superando milagrosamente la enfermedad producida por una bacteria que se encuentra en la orina de las ratas, y otros animales.

Pese a los constantes certificados médicos que este enviaba al jefe de personal del ayuntamiento y tener 60 años, 16 de los cuales los pasó brindando sus servicios al municipio de Santa Cruz de El Seibo, sorpresivamente DuarteNiño como usted prefiera) fue cancelado en abril del 2010.

Nuestro protagonista decidió encoar una demanda en contra del ayuntamiento por las razones antes mencionadas y mientras pasó la campaña politica, se conocieron los resultados y tomó la batuta del cabildo el nuevo alcálde Gerardo Alfredo Casanova Jiménez, De La Cruz permaneció cancelado y sin seguro médico.

Cuenta con mucha satisfación que próximo al 15 de octubre Gerardo Casanova ( quién lo nombró en el 1994) conversa con él y lo convence de que retire la demanda que lo pondrá a trabajar nuevamente.

Imaguinemos, ¿ Dónde estaría Duarte si le hubiese repetido esta enfermedad, o si se hubiese contagiado con otra de tantas que rondan los circulos de pobreza en los que él vive?.

Quizás su respuesta coincide con la de él, estuviera en el cementerio como ahora, solo que por suerte, hoy está allí pero como sereno, no de estancia permanente como los difuntos que allí descansan.

Para no cansarlos con la historia, hoy en día (o en noche mejor dicho) Duarte De La Cruz "Niño" tiene la esperanza que se le pague la cantidad que cobrába la última vez que lo hizo, unos 6,000.00 (seis mil y algo), pero algo más, desea se le restáure su seguro y se le garantice una pensión para vivir los últimos dias de su vida aunque sea "malamente" como lo ha hecho casi durante todos su paso por este mundo.

Es posible que de estas historias de "don nadies", "infelices recoje basuras", o simple seibanos, o quién quíta, Dominicanos de la misma patria por la que Juan Pablo (no el Duarte del ayuntamiento, sino el otro prócer, ¿quién dice que este no lo sea?) luchó, El Seibo esté cansado yá.

Pero.............

Sentir la impotencia que siente un humilde, "un jodío" al no poder hacer nada, al llevar más de 16 años tratando de construir una vivienda bajo la cual aguaracerse dignamente, mientras otros en meses, un año, en un cuatrénio, se vuelven poderosos, millonanios, "imprescindibles" para esta comunidad, es algo que dá deseos de llorar, que dá voluntad de revivir a un Duarte, a un Luperón, a un Trujillo por qué no, para que le corte la mano a los ladrones, a los que creen que llegar a un puesto o función pública les dá derecho a dilipendiar y usar a su antojo y beneficio la cosa publica, dá deseos de que se cumplan hoy dia aquellos ideales, la filosofía, los sueños de Bosch, que se evoquen los pensamientos de que propugnaba "primero la gente".

Lo que está pasando en Repúbica Dominicana es alarmante, alcemos la voz, doblemos nuestras rodillas al todo poderoso para que la inequidad cése, para que la falta de oportunidades para todos en igualdad de condiciones mengüe en este el país, en este pueblo tan especial y pintoresco como el de nuestro Niño, Duarte De La Cruz.
Publicar un comentario

Compartenos en: