Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

martes, 28 de diciembre de 2010

Adiós a Jorge Blanco

El Presidente Leonel Fernández invitó ayer a la sociedad a reconocer el esfuerzo que hizo el doctor Salvador Jorge Blanco por la conformación de una institucionalidad democrática en el país.

De: www.hoy.com.do

Escrito por: ROSA ALCÁNTARA, TANIA HIDALGO, A. DE LA ROSA Y CAROLINA BATISTA (r.alcantara@hoy.com.do)

Los restos del ex Presidente Salvador Jorge Blanco fueron sepultados ayer en el Cementerio Cristo Redentor, al lado de los de su esposa Asela Mera de Jorge. Antes de llegar al camposanto, los restos del destacado jurista, escritor y político fueron llevados a la Casa Nacional del PRD, organización de la que fue presidente; al Senado de la República y al Palacio Nacional. Aquí montaron guardia de honor el Presidente y el Vicepresidente de la República, el Nuncio papal, el Canciller de la República y otros altos funcionarios de la nación. En el Cementerio Cristo Redentor, su hijo Orlando Jorge Mera pronunció un sentido panegírico resaltando las virtudes personales, cívicas y políticas de su progenitor.

En todos los actos fúnebres, que concluyeron con la sepultura de Salvador Jorge Blanco, sus familiares y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) aprovecharon para defender la honra y los aportes profesionales y políticos al país de quien fuera Presidente constitucional de la República durante el período 1982-1986.

Al leer el panegírico de cinco cuartillas, Orlando Jorge Mera dijo frente al cadáver de su padre que desde el 16 de agosto de 1986 el nuevo Gobierno hizo lo siguiente: Cada lunes a las 8:00 de la noche, un funcionario dirigía un discurso al país desde el Palacio Nacional.

“Como era de esperarse, esas alocuciones tenían un solo objetivo: destruir política y moralmente a mi padre".

Todo en presencia y con el consentimiento expreso del entonces presidente Joaquín Balaguer”.

El extinto líder del Partido Reformista Social Cristiano ganó las elecciones en 1986 y permaneció en el poder hasta 1996.

Previo a la inhumación de Jorge Blanco, en el cementerio Cristo Redentor, se le rindieron honores en la sede central del PRD, en su condición de dirigente de esa organización, en el Congreso Nacional, por haber sido senador del Distrito Nacional durante el período 1978-1982, y en el Palacio Nacional por haber sido jefe del Estado de 1982 a 1986.

El cadáver de Jorge Blanco estuvo expuesto en la funeraria Blandino desde las 4:00 de la tarde del domingo pasado hasta las 9:30 de la mañana de ayer.

En el PRD. Posteriormente el féretro fue llevado a la sede central del Partido Revolucionario Dominiano, partido que presidió, donde le hicieron guardia de honor el presidente en licencia de esa organización, Miguel Vargas; Jorge Mera, en su condición de secretario general; Geanilda Vásquez, secretaria de Organización, y Yanet Camilo, presidenta de Fedomusde. También, el ex presidente Hipólito Mejía, la ex vicepresidenta Milagros Ortiz Bosch, Hugo Tolentino Dipp y Enmanuel Esquea Guerrero, entre otros.

Allí se entonaron las notas de los himnos Nacional y del PRD, y el vocalista Tabaré Roque interpretó el Ave María de Franz Schubert y las canciones Por tus llagas, Amándote y Levántate.

En el Congreso. El cortejo fúnebre partió de la Casa Nacional del PRD a las 10:55 de la mañana hacia el Congreso Nacional. El cadáver del ex presidente fue llevado al salón de la Asamblea Nacional pasadas las 11:15 de la mañana y de inmediato se procedió a rendirle los honores correspondientes.

Los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Reinaldo Pared Pérez y Abel Martínez, respectivamente, encabezaron la primera guardia de honor junto a las vicepresidentas de ambas cámaras, Cristina Lizardo y Lucía Medina.

Posteriormente, los legisladores de los diferentes partidos políticos presentes en el salón se fueron rotando.

Este acto se extendió por alrededor de media hora.

Pared Pérez y Martínez ponderaron la gran labor que como legislador desempeñó el entonces senador Jorge Blanco.

En el Palacio Nacional. La ceremonia de Estado al ex presidente en el Palacio Nacional fue encabezada por el presidente Leonel Fernández, junto al vicepresidente Rafael Alburquerque, familiares del ex mandatario y los principales dirigentes del PRD.

El Batallón de Honor del Primer Regimiento de la Guardia Presidencial recibió a las 12:27 el cortejo fúnebre a la entrada del Palacio Nacional con el toque de atención, la presentación de armas, el toque de cuatro floreos, el Himno Nacional y salva de 19 cañonazos.

Luego, el cuerpo fue llevado al atrio del segundo piso, donde fue recibido por el presidente Fernández, la primera dama, Margarita Cedeño de Fernández, el canciller, Carlos Morales Troncoso, funcionarios y miembros del cuerpo diplomático.

Estuvieron presentes Miguel Vargas, Peggy Cabral, Virgilio Bello Rosa, Enmanuel Esquea, Jesús Vásquez y Marino Mendoza, entre otros dirigentes del PRD.

La primera guardia de honor la encabezaron el presidente Fernández, el vicepresidente Alburquerque, el canciller, Morales Troncoso y el decano del cuerpo diplomático, el nuncio Józef Wesolowski.

Le siguieron el ministro de la Presidencia, César Pina Toribio; el ministro administrativo de la Presidencia, Luis Manuel Bonetti; el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, y el ministro de las Fuerzas Armadas, Joaquín Virgilio Pérez Féliz.

También hicieron guardia de honor los ministros Vicente Bengoa, Max Puig, Temístocles Montás, Melanio Paredes, Bautista Rojas Gómez, Víctor Díaz Rúa, Salvador Jiménez, Felipe Payano, Ramón Ventura Camejo, Jaime David Fernández Mirabal, José Rafael Lantigua y Radhamés Jiménez.

En el cementerio. A la 1:40 salió el cortejo fúnebre de Palacio Nacional hacia el Cementerio Cristo Redentor, donde se encuentra también sepultada la esposa de Jorge Blanco, doña Asela Mera.

El sacerdote jesuita Javier Colino, tuvo a su cargo los oficios religiosos.

El general Nelson Rosario, jefe de la Unidad Antinarcóticos de la Policía Nacional el general Juan Jerónimo Brown Pérez y otros militares entregaron a los hijos de Jorge Blanco la bandera que cubrió su ataúd.

A las 3:40 fue sepultado el doctor Jorge Blanco.

Jorge Mera y Vargas citan aportes de SJB

Orlando Jorge Mera narró las vicisitudes y sufrimientos por los que atravesaron su padre, su madre Asela Mera de Jorge, él y su hermana Leticia, luego de que su progenitor saliera del poder en 1986.

Resaltó también las enseñanzas que le dejó su padre y las cualidades que le adornaron en las distintas responsabilidades públicas y privadas, como la sencillez, la honradez, la humildad y el trabajo.

Consideró que será tarea de los historiadores enjuiciar la gestión presidencial de su padre, no obstante, asegura que cuando se vaya la pasión, su saldo será positivo.

Destacó que Jorge Blanco fue quien implementó las audiencias públicas en su Gobierno, su escolta militar se vestía de civil, se paraba en los semáforos. Demostró ser democrático e institucional cuando sometió un proyecto de reforma constitucional para prohibir la reelección consecutiva.

Dijo que no hubo auditorio para escuchar a su padre, que no había cometido ningún crimen ni delito, que no era culpable de los hechos que le imputaban. Expresó que la pasión política, unida al poder avasallante y el resentimiento, fueron implacables.

Resaltó que su padre fue perseverante y coherente, resistió con dignidad todas las humillaciones. “Salvador Jorge Blanco murió en paz, sin guardar ningún tipo de odio ni rencor contra nadie”.

Lo calificó como un jurista a carta cabal. Dijo que su padre muere como fallecen los servidores honestos y probos, en países como el nuestro: espiritualmente rico y materialmente pobre. Dice que su familia está orgullosa de su ejemplo.

A Jorge Mera le salió mencionar de manera improvisada el nombre de Joaquín Balaguer cuando lo acusa de presenciar y consentir de manera expresa la destrucción moral y política de su padre. Esa parte no estaba escrita en el panegírico que leyó en el cementerio Cristo Redentor.

Miguel Vargas, presidente en licencia del PRD, defendió en nombre de su partido la honestidad de Jorge Blanco, así como su buen desempeño como gobernante. Lo mismo dijo el poeta Tony Raful. Destacaron que la Ley General de Amnistía fue un aporte de Jorge Blanco.

Zoom

Natalicio de Asela

Justamente el día del natalicio de su esposa Asela Mera de Jorge, fallecida hace tres años, fue sepultado el cuerpo de Jorge Blanco. El ex presidente estuvo hospitalizado por un mes en el Centro de Medicina Avanzada Doctor Abel González. Fue dado de alta la semana pasada, falleciendo 37 días después de entrar en estado de coma profundo. Doña Asela murió de un infarto el 14 de junio de 2007, a la edad de 78 años.

Perseguido y preso

Jorge Blanco, quien gobernó el país en el período 1982-1986, fue arrestado y trasladado a la entonces cárcel preventiva del Ensanche La Fe el 30 de abril de 1987, pocos meses después de terminar su gestión. Fue acusado de desfalco por el Gobierno de Joaquín Balaguer y condenado el 16 de noviembre de 1988 a 20 años de prisión y multa de RD$100 millones. Su batalla legal culminó en septiembre de 2001, cuando el entonces presidente Hipólito Mejía retiró las acusaciones en su contra.

Cargos que ocupó

Jorge Blanco se desempeñó como procurador general de la República durante el Gobierno Constitucionalista de 1965, como senador de la Capital en 1978-1982 y presidente de la República 1982-1986. Fue presidente del PRD.

Publicar un comentario

Compartenos en: