Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

viernes, 4 de febrero de 2011

Educación suspende el suministro del desayuno

PAREDES DIJO QUE LA DECISIÓN SE ADOPTÓ DE MANERA DEFINITIVA
De: Listin Diario
Por / Javier Valdivia
javier.valdivia@listindiario.com.do

Santo Domingo.-El ministro de Educación, Melanio Paredes, anunció anoche la suspensión total del programa de desayuno escolar, debido a la falta de garantías para preservar el bienestar y las propias vidas de los estudiantes.

Paredes dijo a LISTÍN DIARIO que la medida fue adoptada en función de una recomendación hecha por el propio presidente Leonel Fernández, en el sentido de que si no había manera de garantizar el programa, es mejor que éste se suspenda.

El funcionario confirmó anoche cinco nuevos casos de chicos, cuatro niñas y un niño, intoxicados por el desayuno escolar en dos escuelas de Haina: la Ramón Matías Mella y la Ercilia Pepín, ahora internos en el hospital municipal de ese municipio.

El pasado martes, en la reanudación del programa en las escuelas públicas del país, 17 niños de dos centros primarios de Cotuí tuvieron que ser hospitalizados con síntomas de intoxicación, luego de tomar leche y comer bizcochos suministrados por una empresa de San Francisco de Macorís.

Poco después Paredes confirmó la información, pero aclaró que no se trató de una intoxicación, sino de “resistencia a la lactosa”.

Ya no más

“Ante esos hechos y una serie de eventos menores registrados entre ayer y hoy, y por instrucciones del presidente Fernández, anunció que a partir de este viernes, en ninguna escuela del país se suministrará el desayuno escolar, ni sólidos ni líquidos”, dijo el funcionario.

Paredes explicó que el gobierno trató de preservar el programa por su importante impacto social y educativo, pero al no poder asegurar su buen funcionamiento es necesario suspenderlo para minimizar riesgos que involucran a un millón quinientos mil niños que se benefician del programa.

El funcionario agregó que la cartera descubrió una “cadena de complicidades e inobservancias” en la línea del suministro que no permiten garantizar que los casos de intoxicaciones no continúen produciéndose. Paredes citó el ejemplo de algunas cafeterías que sirven otros alimentos no incluidos en el programa.

Publicar un comentario

Compartenos en: