Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

lunes, 6 de febrero de 2012

Familias desesperadas compra combustible para buscar náufragos en bahía de Samaná

Reinician búsqueda posible sobrevivientes y víctimas naufragio en Sabana de la Mar

Por / Manuel A. Vega


Sabana de la Mar.- Con la esperanza de encontrar algunos de los náufragos con vida o cadáveres, se reiniciaron temprano las labores de rescate en agua de la bahía de Samaná, donde el pasado sábado zozobró una embarcación con unos 65 indocumentados.

Familiares de víctimas están suministrando combustible a botes y yolas de pescadores, para el rescate, mientras decenas  esperan en la ribera de la playa Acapulco, al este de Sabana de la Mar por cualquier noticia que los alientes.
Jefry Pimentel, coronel del Cuerpo de Bomberos de Sabana de la Mar, confirmó que familias han estado colaborando con combustible a embarcaciones, para agilizar la búsqueda de cadáveres y posibles sobrevivientes.
Entre las familias que se han presentado al embarcadero local y contribuido con gasolina están la Caderón de San Francisco de Macorís, que aún tienen dos personas desaparecidas, Cepeda con un desaparecido y la Tejeda de Jesús, que dicen tener desaparecido a Félix Antony, de 23 años.
Ayer domingo fueron rescatados siete  cadáveres, con lo cual suman 19 las víctimas en la tragedia marítima.
 Al frente del rescate está el vicealmirante, Luis Castro, del Departamento de Investigación de la Marina de Guerra, quien ha revelado que dos embarcaciones de la institución y unas cuatro de pescadores, a las que se le suministra combustibles, están desde las 7:00 de la mañana de hoy tirado al mar, para localizar víctimas o sobrevivientes.
Las búsquedas se están produciendo desde dos puntos, Samanà y Sabana de la Mar y se espera que en este día sean localizados un grueso de cadáveres de unos 33 que están desaparecidos.
ENCAPUCHADO
Sobrevivientes narraron que  el timonel o capitán de la embarcación que zozobró nunca le vieron el rostro, porque el mismo desde que abordó la yola, tenía el rostro cubierto con una capucha.
Hay quienes afirman que en la embarcación iban unos dos kilos de cocaína y dos metralletas, que eran visibles al lado de capitán de la embarcación.
Los sobrevivientes confirmaron que pagaron entre 30 y 50 mil pesos para hacer la travesía.
Revelaron también que se arriesgaron en la travesía, para llegar a Puerto Rico, tratando de mejorar su situación económica y de vida.
El grupo que zarpó de la desembocadura del río Yuna en Sánchez permaneció dos días en los bosques cercanos al río, hasta que se diera la señal de salida.
Los cadáveres rescatados al igual que los sobrevivientes están siendo concentrados en el hospital Elupina Cordero de Sabana de la Mar, donde escasean los medicamentos y la estrechez de la morgue hace imposible el depósito de los cadáveres.
Publicar un comentario

Compartenos en: