Bienvenida

Seiboaldia TV por Teletoro

Anuncios

Bienvenida

Publicidad

Sígueme

jueves, 12 de septiembre de 2013

Denuncias de Contaminación por Pocilgas prevalece en Charla sobre Contaminación Sónica

Por / Manuel Antonio Vega
El Seibo..- La proliferación de pocilgas para la crianzas de cerdos está indignando a los habitantes de El Seibo, que ven como miles de animales se crían en barrios y riberas de los ríos Soco y Seibo, sin que las autoridades sanitarias y Medio Ambiente intervengan para detener el alto grado de contaminación que afecta a la ciudad más vieja del Este del país.

En El Seibo al cerdos a pipá en los barrios Ginandiana, El Hospital, Villa Guerrero, creando malos olores y la emanación de metano.

Fermín Tineo, vice ministro y director de al Comisión Sónica del Ministerio de Interior y Policía, quien dictó una charla sobre la contaminación sónica y ambiental en El Seibo, dijo que las autoridades de Medio Ambiente, Salud Pública, el cabildo, la fiscalía y la policía debe coordinar para sacar o desterrar la crianza de cerdos en el casco urbano de esta ciudad.

“Hay una proliferación de pocilgas que debes estar apartado de la ciudad, los animales es para estar pastando y criando en pocilgas en las zonas rurales, no en el pueblo”, adujo el funcionario.

Consideró la crianza de cerdos en El Seibo y cualquier otra ciudad como  un acto criminal y apeló a las autoridades del gobierno enfrentar el mal en lo inmediato.

“No se puede vivir como en el aldeas y la crianza de cerdos da notación de que El Seibo no es una ciudad, sino una aldea habitadas de gentes y animales, pero eso no puede seguir ocurriendo, hay que sacar los cerdos ya”, reiteró en su alocución.

Las aguas residuales de las pocilgas van a parar a cañadas y los ríos Soco y Seibo, lo que ha provocado que desaparezcan los balnearios que existían sobre los cauces de estos ríos y que permitían que excursionistas de Hato Mayor, Higüey, La Romana viajaran a esa ciudad a disfrutar de sus aguas.
Los retretes

En El Seibo nunca ha funcionado el sistema sanitario, por lo que los habitantes de esta ciudad han habilitados hoyos para guardar los excrementos y orinas, pero la mayoría son retretes que descargan en las cañadas y los ríos que bordean la ciudad.

Los baños de la cárcel pública de El Seibo van a parar directamente a una cañada que bordea el recinto penitenciario

Los seibanos tienen más de 40 años exigiendo del gobierno central la construcción de una planta de tratamiento y un verdadero sistema sanitario, pero las promesas han llovidos, pero caen cada cuatro años en el saco del olvido
Publicar un comentario

Compartenos en: